jueves, agosto 21

Tu gusano


Planeaste una sorpresita para herirme,
un plan maquiavélico a vuelta de página..,
pero que para ser maquiavélico hay que ser inteligente.
Has intentado por dentro dañarme
y has conseguido hacerme reír.
Mira que darme celos con ese gusano come-perros
-y que me perdonen la comparación los pobres gusanos-.

A lo hecho pecho.
Y yo te dije algunas cuantas veces
lo patético que es cuando te emocionas
por minúsculas y ñoñas pretensiones.
Las fechas planeadas a semanas de distancia,
tus supuestas libertades más que controladas,
tu mente que se estrecha a cada rato.
Pero se me hicieron de más pena ajena esas letras
dignas de una niña de secundaria,
contándome atrevimientos más que mojigatos
y ensalzando un par de culos que tiene en la cara.
Pensando figuraciones me meo de la risa:
Le das un beso polaco ca’ que le besas la mejilla.

Quisiste herirme, que eso no se me hace poco,
pero ni siquiera llegaste a calentar el odio,
después de esa estupidez incluso me siento mejor.
Ahora lo veo como que quizá ni perdí tanto,
lo que’s el desengaño.
Y es alivio del enfado,
de tal sapo nadie puede tener celos
-con el perdón de los sapos verdaderos-.
Sinceramente si me dieran a elegir
entre quedarme sin ti y parecerme a él
¡coño! ¡elijo sin pensarlo lo primero!
Puede que cual virgen quieras tu Juan Diego.
Pero puede llegue su San Martín a to’ cerdo,
así que cuídalo mucho,
pues qué pena, si muere,
de los pobres gusanos:
lo que se van a tener que comer ¡qué asco!
Allá tú con tus perversiones,
quiero decir, “gustos”.
Solo te recomendaría cambiar de perrera.

. . .

I. M. *
------------------------------------------------------------------------------------

Uy, "Regresiones"... Ja! pendeja

2 comentarios:

panterablanca dijo...

Coño! A buen entendedor pocas palabras bastan, o más bien se me ocurre que el insulto inteligente es el mejor de todos ;-)
Besos felinos.

Numencito dijo...

¡Ah! Estuvo bien la disculpa para los gusanitos. Son bien bonitos, ayer presencié a una oruga y su seda. Ahhh, pobres de ellos que comen nuestra carne sucia llena de perversiones (o malos gustos). Pero bien que deje a esa cosa que fue su mujer y regrese con los muertos. Que cómo dicen que a ellos no les duele la cabeza :D